viernes, 15 de septiembre de 2017

Reto mensual bloguero: Mariposas



Holaaaa, si ya se, ya, veréis el título y diréis pues vas un pelín tarde que hoy ya votan los trabajos, cierto, no avanzo lo que quiero, pero bueno....le dije a Cecilia que me gustaría acompañarla en un reto tan bonito como había propuesto y aquí estoy, aunque sea para participar solo desde la barrera y aportar unas poquitas mariposas mas que espero os gusten. 




Mi trabajo para este reto va a ser un tablero o cuadrito como queráis llamarlo, para el que he usado unas cuantas cositas de las que tenía para reciclar, que sino se acumula y no cabe, jajaja. 
En principio lo quería hacer con un Welcome sobre el, pero eso quería hacerlo con lettering y aun no me he puesto yo con esa técnica, así que fui a por el plan B.  Vale, vale no me enrrollo mas y os lo muestro y a continuación os explico un poquito como lo hice, aunque anda la cosa escasa de imágenes, pero bueno....tampoco es demasiado complicado :P






Os gusta? Pues vamos allá con el proceso de realización :D

La base está hecha a partir de dos tablillas de una caja de frutas encoladas entre si, aquí podéis verlas antes de pintar. 

Desmontamos la caja, quitando todas las grapas y sin hacernos daño. Tomamos en este caso las dos tablas del lateral largo de la caja y las encolamos juntas con cola blanca que al secarse quedará transparente.  Una vez bien seca ya podemos seguir con ella, un lijado fino para que quede suave, tapar los agujeritos de las grapas, mejor si tenéis con masilla para madera, no os vayáis inventando la sopa de ganso como hice yo, jeje. 
Después le di una manita ligera de gesso y luego la pinte, ahí volvimos a tropezar, todo los principios son malos, de verdad que si. La idea era dar un color de fondo, pasar cera por ciertas zonas, otro color encima y lijar un poquito a modo de envejecido, en lugar de eso....pues bueno ya veis, quedo un marmolado de colores, pero como el efecto me pareció bonito pues decidí quedarme con el. 

Una vez bien seco, procedemos a dibujar lo que queramos, en este caso fueron los pajaritos con la frase Love is in the Air que me pareció una frase muy bonita para que revolotearan mariposas alrededor y unos ramilletes de flores, todo ello pintado con acrílicos. 

Por último tenemos las mariposas encoladas entre los ramilletes de flores. ¿Cómo están hechas estas mariposas? pues muy fácil, reciclando una botella de plástico, si, si, del super, de refresco, de agua, de lo que sea, eso si que sea lisa. 

Cortamos la base y la parte superior de la botella, con la parte superior hay que ser generoso y cortar bastante, un poco mas abajo de donde la botella empieza a estrecharse, porque el plástico que toca a esa parte aunque parezca ya plano tiene algo de forma y no nos quedaría plano luego.

El cilindro central lo abrimos y lo aplanamos sobre la mesa. Sobre ese plástico dibujaremos las mariposas con rotulador permanente. Si no te atreves a dibujar directo en el plástico, se pueden dibujar primero en papel con ayuda de nuestra socorrida goma de borrar para modificar lo que no nos guste y luego con el papel debajo del plástico de la botellas las reseguimos. 
Ya solo nos queda recortarlas. 
Aquí os muestro las mariposas recortadas y a punto para pintar.



Ya solo nos queda pintarlas, yo en este caso lo hice con esmalte de uñas, algunos brillantes normales y otros nacarados, estos últimos me gusto mucho el resultado. Una vez secas les damos la forma que queramos y las encolamos al cuadro. 

Para acabar el cuadro le encole un par de vueltas de hilo rústico, para dar la impresión de mejor acabado y darle un marco al cuadro, este hilo es lo que mas me gusto en combinación con la madera, de entre varias cosas que quise probar. 

Os dejo con algunas tomas del cuadro




Podéis ver mas mariposas siguiendo el enlace ESTE,  si no las habéis visto ya, jeje.

miércoles, 26 de julio de 2017

Bolsa de playa

Holaaa a todos, por aquí aparezco de nuevo, a ver si puedo seguir o no, que solo me salen tropezones, aunque lo tendría que conseguir que este mundo blogueril al final es como una terapia que sienta de maravilla. 

Hoy os enseño una bolsa de playa o de paseo, de lo que queráis, jeje. 

La bolsa la propuso en un cosejuntas el blog Skarlett que es de costura y tiene montones de cositas, videos y demás. Lo malo es que ya sabéis que no dejo nada quieto y la bolsa no se iba a salvar, el nos presento una bolsa de playa típica (vamos como una totebag pero con base) y con asas cortas para llevarla en la mano (no me gusta nada de nada llevar las manos ocupadas) y un bolsillo delantero que nos propuso decorar como cada una quisiera. 

En fin, el paso a paso no puedo ponerlo porque es de Skarlett, pero os voy a poner un poquito la parte que hice yo modificando el patrón original.  Y os preguntaréis, pero que caramba le hiciste a una bolsa de playa?  Ahorita mismo os cuento.

Escogí en primer lugar una tela impermeable, la había buscado muchas veces porque tengo una bolsa así superpráctica pero que ya pide jubilación, pero sin éxito, y en la feria de handmade de primavera y sin buscarla, la encontré :D. Por el derecho tiene el tacto de una loneta y es muy agradable, y por la parte del revés es impermeable con una especie de plástico blanco pero que queda totalmente pegado e integrado con la tela. Os pongo una fotito de un trozo con las dos caras a la vista.



El otro cambio fueron las asas, tome medidas y las hice de 80 cm. para poder llevar la bolsa colgada en el hombro y las manos libres. 

Además como voy por la ciudad no me gusta llevar la boca de la bolsa abierta de par en par, es una tentación para raterillos, jeje. Así que  los dos rectángulos de las caras de la bolsa los hice mas altos que los laterales, si el lateral de la bolsa hace 10 de ancho por 40 de alto, la cara grande en lugar de hacer también 40 de alto las hice de 45 cada una, así los 5 cm sobrantes los doble para cubrir la boca de la bolsa a modo de solapa y los remate con una cremallera. 

Y por última, aparte del bolsillo delantero que llevaba el patrón, le añadí dos bolsillos laterales, estos son muy fáciles, simplemente cortar otra pieza igual al lateral pero un poquito mas baja y coserla a la vez que los laterales a la bolsa. 

Los bordes superiores de las piezas los decore con un punto de ondas que hace la máquina de coser y el bolsillo grande con unos motivos marineros. 

Si tienes cualquier duda, porque se ve mejor obviamente con dibujitos que no tengo (salvo los de Skarlett) me preguntas, si quieres hacerte una bolsita similar y tienes alguna duda pues eso, aquí me tienes si te puedo ayudar.  

Te dejo con unas fotitos de la bolsa, espero que te guste :D

La bolsa en conjunto:


Detalle de la parte superior:



Detalle de los bolsillos laterales, lleva una a cada lado:



Bolsillo delantero:


Y con este post veraniego me despido hasta el próximo, que espero que tarde menos en llegar de lo que han tardado ultimamente mis posts. 
Feliz verano y unas estupendas vacaciones a las que os vayáis 

sábado, 27 de mayo de 2017

Hoy cocinamos para un cumpleblog


Hola, hoy vengo con una propuesta de cocina, hace ya días Sofía de Mil ideas mil proyectos nos invitaba a participar en el concurso del sexto aniversario de su blog. 

¿Qué había que hacer para participar? pues fácil coger una receta de su blog y llevarla a cabo y fotografiarla, fácil verdad? Pues me costo un buen rato de pasearme por su blog, jajaja, tiene tantas cosas ricas que no sabía que receta escoger para probar. 

Finalmente, espero que a Sofía no le importe, jeje, le pille dos recetas, si, si, complicada que es una, ya me conocéis :P.  En cuanto veais la foto de mi plato sabréis porque le cogí dos en lugar de una, ya que no quería solo cocinar un plato, sino que de algún modo representase la celebración, es decir el sexto cumpleblog de Sofía :D. 

Así que me decidí por su receta de  pastel de puerros, acompañado por su receta de patatas al tomillo y este fue el resultado: 


Con esta receta participo en el concurso 6º aniversario Mil ideas Mil proyectos. 

Os cuento un poquito, aunque podéis ver las recetas en el blog de Sofía, pero como siempre no pude contenerme de hacer algún cambio. 

En el caso de las patatas las hice igual que estaban, un golpecito de ebullición, escurrirlas, recortarlas (no se pueden cocer mucho o se rompen al recortar las letras, jeje) y luego untadas con mantequilla, polsito de sal y pimienta y tomillo espolvoreado por encima en una bandeja de horno, vigilando que no se quemaran demasiado, que después del trabajo de recortar no estaba yo para que se quemaran :P.

En el pastel de puerros, pues bueno...me pareció mucho puerro solitario y pensé si el puerro no dejaría ir mas alegría si le ponía algún acompañamiento. Así que con  tu  permiso Sofía, está un pelín variado. 

El relleno en lugar de puerro solo, le añadí unos champiñones y un poco de salsa de tomate para que estuviera mas colorido. 
El puerro lo corte en juliana bien finito y lo puse un par de minutos a hervir, he de deciros que esto no lo había hecho nunca, yo lo ponía directo en la sartén a pochar, pero como estaba así en la receta, pensé, vamos a probar truquito nuevo. 


Una vez escurrido el puerro, lo puse a pochar en la sartén con los champiñones y luego le añadía el tomate y deje que se hiciera poco a poco. Cuando ya casi está le añadimos un poco de nata para cocinar, unas vueltecitas y lo sacamos del fuego y dejamos enfriar. 

Montaje: extendemos el hojaldre y lo rellenamos con el pochado, luego le añadimos un poco de queso rallado por encima y procedemos a cerrarlo, en este caso formando el número 6. El hojaldre quedo un poquillo chungo, y es porque no encontré la marca que siempre uso y esta....vamos que no lo vuelvo a comprar, no me gusto nada trabajar con el, superblando y pegajoso, nunca me había pasado, pero bueno...creo que aún quedo un seis bastante visible :P

Feliz cumpleblog, Sofia!!!!!!